Recycling Trend. La importancia de lo reciclable.

Las marcas se encuentran ahora con una oportunidad de posicionamiento de responsabilidad medioambiental, tienen la oportunidad de llegar a los consumidores de tendencia verde, que son el 50% de los consumidores digitales y millenials.


CONSUMIDORES QUE PAGARÍAN MÁS
POR PRODUCTOS ECO-FRIENDLY

Si por ejemplo, me tomo un frappe en una cafetería y cuando veo que el popote o caña esta hecha de semilla de aguacate o de plantas, siento que estoy haciendo algo bueno, gracias a que consumí en esa cafetería y esta fue una mediadora de la acción.

Podríamos decir que necesitamos más mediadores que nos lleven a la acción de consumir lo reciclado, es decir, que nos lo pongan directamente en las manos y tan sólo sentir la satisfacción final.




Lo único que impide a las grandes marcas empezar a hacer envases reciclados al 100% es el coste. Actualmente podemos encontrar envases de plástico que son sustituidos por envases de caña de azúcar. Tales como botellas, tapas, recipientes de take away, vasos, etc. Hace unos años Coca Cola tuvo una gran iniciativa de hacer su propuesta de "La botella del futuro" como estrategia de su visión hacia el 2020.




En conclusión tenemos ahora la oportunidad de encaminar a los consumidores por el camino verde porque están más predispuestos a cuidar el ambiente y formar parte de ese cambio de consumo más consciente.






La personalización

Desde hace unos años es una estrategía de marketing para aportar valor y darle algo relevante al consumidor. La personalización depende del canal y de la experiencia única que se quiere dar, por lo tanto estamos hablando de una experiencia centrada en el usuario o consumidor final. 

Podemos ver campañas que hacen esa interacción entre la marca y el consumidor memorable. Un ejemplo es la campaña de “empieza con tus propósitos” de NESCAFÉ, en la cual se alienta a cumplir una meta colocando la frase como el propósito a seguir en la etiqueta del frasco de NESCAFÉ. Pudiendo ver cada día al tomar una tasa de café el propósito a seguir e incluso compartirlo en las redes sociales.

Esta gamificación fideliza a los clientes al poder compartir y comentar esa meta a través de las redes sociales y es una manera de involucrarse en la conducta del consumidor.







De las primeras campañas en dar el producto personalizado fue Coca Cola, colocando los nombres más populares en cada uno de los países, esta campaña "Share a Coke"  dió la vuelta al mundo comenzó por Australia, y se llegarón a usar unos 17,000 nombres alrededor del mundo.




La personalización funciona porque hace sentir a las personas especiales, únicas, conecta y engancha con la marca. Otro ejemplo es poder compartir una canción, una idea brillante, porque Coca Cola se posiciona como el vínculo entre las personas y aquello que nos gusta escuchar.